Sobre el proceso de creación

Sobre el proceso de creación

Tal vez en LUDO hayan sido igual de importantes las motivaciones que nos llevaron a comenzar este proyecto, el proceso de creación y el resultado de este proceso, es decir, el espectáculo.

LUDO nace de una inquietud, la de reunir en un mismo equipo a una serie de profesionales vinculados a las artes circenses –director, artistas, equipo de producción y comunicación, etc- que llevábamos años cruzando nuestro camino por separado o en proyectos puntuales. Para nosotros, Ludo es una oportunidad, un privilegio para conocernos mejor y desarrollar nuestro potencial en un equipo inusualmente amplio y bajo un modelo de producción muy horizontal. Teniendo en cuenta los antecedentes del circo andaluz, Ludo es un proyecto pionero.

Este punto de partida ha sido fundamental para un proceso creativo y de investigación en el que el primer objetivo fue el de profundizar en el conocimiento mutuo. Al establecer el juego como principal estímulo y motor impulsor del espectáculo, toda la investigación se ha basado en jugar, en “jugar de verdad”. Nos hemos “picado” y aburrido tanto como hemos cooperado o nos hemos divertido, pero nunca se ha perdido la perspectiva de que toda la investigación, todo el juego, era necesario. De ahí que todas las situaciones que se plantean en LUDO o son juegos, o son el resultado de un juego, o ambas cosas a la vez. Todo esto es lo que hace que en LUDO exista esa atmósfera lúdica, nunca mejor dicho, y esa actitud traviesa y constante en los personajes, a punto de poner en marcha cualquier nuevo disparate, que es la que realmente caracteriza al espectáculo.

IMÁGENES DE LA RESIDENCIA TÉCNICA EN CENTRO CULTURAL DE LA VILLA DE LA RINCONADA (SEVILLA). ENERO 2016